jueves, agosto 28, 2008

Imagen arriba: Los componentes del sistema del transbordador espacial: orbitador, tanque externo y cohetes propulsores sólidos. Créditos de la imagen: NASA.
5 ¿Que va sustituir a la nave espacial?
SME: Roger Crouch and Marc Timm

La historia del programa espacial de la NASA está repleta de sueños que, tras de mucho esfuerzo, se han hecho realidad. Cada reto exigió nuevos diseños de la nave espacial. Cada éxito fue el resultado de muchos ensayos y errores.

La NASA ha hecho posible transformar lo que una vez fue la ciencia-ficción en realidad científica.

En el 1865, Julio Verne pareció vislumbrar el futuro cuando escribió su libro de ciencia-ficción "De la Tierra a la luna". En este libro, 3 hombres son lanzados desde Florida hacia la luna. Ahí se encontraron con gravedad reducida, haciéndolos sentir ingrávidos en el espacio, tal como los astronautas del Apolo de los años '60. Los personajes del cuento también usaron retrocohetes y regresaron a la Tierra aterrizando en el mar. Lo que alguna vez fue solamente imaginación, la NASA ha convertido en realidad.

Pero hemos tomado muchos pasos para llegar donde estamos hoy en la exploración espacial.

Los programas de los vuelos espaciales tripulados de la NASA usaban 3 naves que aunque similares, tenían sus diferencias, para ayudar a los astronautas a preparar y finalmente aterrizarlos en la luna. En el programa Mercury (1961-63) se utilizó una cápsula espacial con capacidad para un astronauta. El programa Gemini de la NASA (1965-66) conservó el diseño cónico en una cápsula más amplia que tenía espacio para 2 hombres. El mismo diseño se utilizó en la cápsula de mayor tamaño con capacidad para tres hombres en el programa Apolo (1968-72.)

Desde el año 1963 hasta el 1975, la NASA hizo pruebas con un grupo de cuerpos sustentadores, o "lifting bodies". Las características de estos alados vehículos de investigación adelantaron el desarrollo del transbordador espacial.

El transbordador espacial de hoy es un sistema de navegación espacial único. Puede operar en la tierra, la atmósfera, y en el espacio. El transbordador espacial combina elementos del cohete, el avión y los planeadores. Puede transportar satélites y otra carga hacia la orbita terrestre. El transbordador espacial es el primer programa espacial que reutiliza todos casi todas sus partes. Su orbitador (Orbiter) y sus cohetes propulsores sólidos (Solid Rocket Boosters) son reutilizables - y solo el tanque externo (External Tank) no es recuperable.

No se le ha dado tanto uso a ninguna otra nave espacial por tantos años - desde su primer vuelo en el 12 de Abril del 1981 hasta hoy. La NASA ha planeado vuelos para el transbordador hasta la finalización de la Estación Espacial Internacional. Tan pronto se alcance esta meta, la flota entera de transbordadores será retirada.

¿Qué tipo de nave espacial reemplazará al transbordador? La NASA esta diseñando y probando diferentes modelos de una futura nave espacial que no tan solo reemplazará al transbordador, sino que también nos regresará a la luna y a Marte. Este vehículo se llama el vehículo de exploración tripulado, o CEV, por sus siglas en inglés (Crew Exploration Vehicle). Para alcanzar las metas de la Visión para la Exploración de la NASA, el CEV ostentará distintos modelos al igual como los distintos modelos de un mismo automóvil. Un cohete prescindible lanzará el CEV, aunque mucha de las partes del CEV serán reutilizables. 

El módulo de la tripulación será una cápsula parecida a la que fue utilizada durante el proyecto Apolo. Este módulo podrá acoplarse a la Estación Espacial Internacional (EEI). Otros tipos de CEV servirán como bases operacionales en la superficie lunar. Y aún otros modelos podrán viajar hacia los asteroides, Marte, o lugares aún mas lejos. 

El CEV diseñado para la Fase Uno llevará a los astronautas hacia el área de órbita baja de la Tierra o como se le conoce en inglés, LEO (low Earth orbit). El LEO es una órbita en la cual naves espaciales o satélites hacen órbita cerca de la Tierra. Esta órbita tiene un alcance de entre 320 a 800 kilómetros (200 a 500 millas) sobre la superficie de la Tierra. La nave debe orbitar a velocidades muy altas, para así poder resistir mas fácilmente la atracción de la gravedad terrestre. El CEV transportará a una tripulación de hasta seis personas entre la superficie de la Tierra y el LEO para así asistir a los científicos a regresar a la luna.

La Fase Dos desarrollará los CEV que colocarán a personas en la luna por lo mínimo de cuatro días. En esta fase, dos CEV dejarán la órbita de la Tierra con tripulaciones de 2 a 3 personas y grandes cantidades de carga. La mayor parte de esta carga se mantendrá en la luna. Muestras lunares serán recogidas y regresadas a la Tierra con los astronautas. 

La Fase Tres llevará a personas a vivir en la luna por varios meses en preparación de futuras misiones tripuladas a Marte.

La misión de la Fase Cuatro será un "flyby" del planeta Marte. Todo el equipo necesario para realizar una misión tripulada hacia Marte - excepcionando un aterrizaje en la superficie marciana - será probado durante esta fase, la cual tiene mucho en común con los sucesos durante la preparación de la misión Apolo 10. Antes de alunizar a un hombre, el módulo de aterrizaje lunar, Lunar Module, fue probado en la órbita lunar sin realmente tocar suelo.

La Fase Cinco nos llevará a Marte, amartizando personas en Marte algún tiempo después del año 2030.

Quédate pendiente a todos los nuevos diseños las de naves espaciales que ayudarán a la NASA a realizar la Estación Espacial Internacional, el regreso a la luna, y, mas tarde, viajes hacia Marte. La NASA sigue soñando sueños y un nuevo diseño de nave espacial los convertirá en realidad.

No hay comentarios.: