sábado, septiembre 20, 2008

LHC:NOBEL DE FISICA.Entrevista
Sep, 2008


DW WORLD habló con el Premio Nóbel de Física Frank Wilczek sobre el experimento científico que podría cambiar por completo nuestro concepto del Universo, y que fue puesto en marcha este miércoles en la ciudad de Ginebra.
Hoy comenzó a funcionar cerca de Ginebra el Gran Colisionador de Hadrones (GCH), con el cual se espera reproducir las condiciones que generaron el bing bang u origen del Universo. El Premio Nóbel de Física Frank Wilczek describe en entrevista con DW WORLD las líneas generales del proyecto y descarta cualquier peligro de que se formen grandes agujeros negros con tal investigación.

DW WORLD: Profesor Wilczek, medios de comunicación informan que usted ha recibido amenazas de muerte en relación con el proyecto del Gran Colisionador de Hadrones GCH. ¿Por qué se dirigen estas amenazas específicamente a usted y no a otros científicos? Frank Wilczek:

-No estoy seguro de que soy el único. Se han producido distintos temores en cuanto a desastres que pudieran ser causados por el GCH. Formé parte de un comité que realizó reportes al respecto. Además soy un científico prominente que ha rechazado ideas que despertaban una serie de fantasías en la mente de las personas y he dado muchas entrevistas sobre este mismo tema. Así que de alguna manera me transformé en un símbolo para algunos y considero una pena que las primeras preguntas de los medios se refieran precisamente a las amenazas. El GCH es un proyecto científico emocionante y me avergüenza un poco todo este revuelo. Los verdaderos héroes del GCH son aquellos que los construyeron y los que llevarán a cabo los experimentos. En ellos debería centrarse la atención, así como en los logros científicos que saldrán de este proyecto.

¿Cómo explica usted el tono marcadamente emocional con el que ha sido recibido este proyecto?

-En general, el ser humano teme a lo desconocido. Es lógico pensar que hay peligro en algo que no somos capaces de entender. Al mismo tiempo, hay necesidad de saber cuanto antes acerca de un riesgo potencial. También es cierto que desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la gente asocia a los científicos con temas como la bomba atómica y la era nuclear. Lo que los físicos hacemos es algo muy distinto, pero la gente más allá del ámbito científico no diferencia esos puntos finos.
Aquí no hay ninguna bomba que se vaya a construir. Otro aspecto es que a menudo la gente usa las mismas palabras para denominar cosas distintas. Algo que ha causado gran temor es la posibilidad de que se produzcan agujeros negros al empezar a funcionar el GCH. Hay en este sentido ideas muy especulativas en cuanto a que se producirán agujeros negros muy pequeños. Pero pese a que usamos la misma palabra, los agujeros negros pequeños y los grandes son sumamente diferentes. Los agujeros negros que pudieran producirse con el GCH son mucho más pequeños que un átomo; incluso, mucho más pequeños que un simple protón. Absorben menos energía que un gramo de materia.
Además, son completamente inestables, vibran por un lapso mucho menor a un segundo. Les llamamos agujeros negros, pero nada tienen que ver con aquellos que serían capaces de absorberlo a uno o producir algún tipo de catástrofe. Sin embargo, expertos como el profesor alemán Rösler de Thübingen opinan que no existe una garantía al cien por ciento de que el proyecto no es peligroso. Así que no solamente hay que convencer al gran público de la inocuidad del proyecto, sino a parte de la misma comunidad científica.

¿Por qué no ha habido una discusión sobre el GCH entre los propios científicos?

-Sí la ha habido. Hay todo un proceso muy elaborado en el cual se analizan y elaboran los reportes correspondientes. Miles de científicos, y en el caso del GCH, decenas de miles, han trabajado junto con sus familias, y ellos no persiguen el propósito de poner en peligro al mundo. Si existiese riesgo real, créame que estaría usted oyendo a miles de científicos que se oponen, y no a un puñado de personas ajenas al proyecto. Hay un abrumador consenso científico en cuanto a la seguridad del GCH, y éste ocurre luego de la revisión de miles de documentos y de una discusión científica muy abierta. Así que no hay conspiración ni secrecía. Yo mismo estuve involucrado en la elaboración de escenarios negativos (worst case escenarios), y me parece que sería equivocado transmitir la impresión de que los científicos se pelean por este tema. Quienes se oponen son muy, muy pocos.

¿Cómo puede cambiar este experimento nuestra visión del mundo?

-Obviamente, no sabemos lo que ocurrirá. Por eso hacemos el experimento, para saber en detalle qué es lo que va a pasar. Puede que se produzcan algunas grandes sorpresas. Por una parte, contamos con ecuaciones muy precisas que nos hablan de la manera como se conformó la materia. Pero no hemos sido capaces de desglosar dicha materia para conocer su composición exacta. Hemos supuesto que parte del universo está conformada por una especie de vacío. Pero por primera vez podremos saber qué clase de átomos forman esta materia. Comúnmente se hace referencia a esto como "la búsqueda de las "partículas Higgs", pero puede que no se trate de un solo tipo de partícula, sino de toda una combinación de factores y elementos. En cualquier caso, esperamos averiguar de qué está hecho el espacio. Por otra parte, uno puede elaborar toda una serie de ecuaciones hermosísimas que combinen todas las descripciones de las fuerzas físicas de la naturaleza, presentes hasta ahora en teorías separadas. Podría elaborarse una gran teoría unificada con este "trabajo de campo". Pero para esto tenemos que incorporar los hallazgos de este ejercicio práctico y del cual podríamos descubrir que existen nuevas partículas. Tenemos ecuaciones preciosas, que no han sido sometidas al ensayo práctico. Finalmente, los astrónomos han descubierto recientemente que gran parte de la masa del universo no previene de materia como la que estudiamos en la biología o en la química, masa compuesta de protones, neutrones, quarks y todas esas cosas que ya entendemos bien. Es algo nuevo que se llama "materia oscura", que interactúa de modo muy débil con la materia normal. Así que gran parte del universo tiene una conformación que aún nos es desconocida y con este proyecto podríamos producir una cantidad suficiente de materia oscura como para estudiarla a fondo. Es la conexión entre la física fundamental y la cosmología. Pero, como dije, podría además producirse alguna sorpresa.

Expliqué ¿qué es lo que sucede hoy en Ginebra?

-Lo que hoy tiene lugar es un gran paso de ingeniería. Si todo sale bien, por primera vez contaremos con protones que circulan por todas partes a lo largo del túnel en condiciones muy grandes, pero no definitivas, de aceleración. Será un parte aguas, pero con él aún no comienza el experimento físico. No habrá colisiones ni se estudiarán nuevos fenómenos. Básicamente se verá si la máquina funciona apropiadamente. El experimento comenzará, si todo sale bien, hasta el año que viene. Cuándo se producirán los primeros resultados dependerá naturalmente de lo que vayamos descubriendo y también de cuán rápido nosotros mismos entendamos los aspectos técnicos del colisionador. Es difícil dar una fecha precisa, pero espero que dentro de un año podamos saber más acerca de las líneas que he mencionado y determinar si vamos por el camino correcto o si deberemos esperar tres o cinco años más.

(Claudia Herrera Pahl / Emilia Rojas-Sasse/ DW.World. de/100908)

No hay comentarios.: