martes, septiembre 27, 2011

Martes 27 de septiembre de 2011

NASA ALERTA: TORMENTA GEOMAGNETICA SEVERA

El plasma solar está comprimiendo el campo magnético y penetra por los polos provocando profundas vibraciones en el planeta.
ALERTA SISMICA.
La mancha solar 1302 continúa creciendo, con alta probabilidad de que produzca llamaradas clase X en las próximas horas.
Observadores del cielo en el norte de Europa ya están viendo algún tipo de actividad de aurora boreal debido una tormenta solar fuerte y grave geomagnética, de acuerdo con el Centro Espacial de NOAA de Previsión del Tiempo y www.SpaceWeather.com  
El combustible de esta tormenta fue una eyección de masa coronal el fin de semana que ha llegado a la Tierra. Esta es una gran noticia para los observadores del cielo, ya que tanto las luces del Norte y del Sur deben ser espectaculares.

Pero esto no es una noticia tan buena para las empresas de satélites.
El Laboratorio de Clima Espacial Goddard ha informado de una compresión “fuerte” de la magnetosfera de la Tierra. Las simulaciones indican que el plasma del viento solar ha penetrado cerca de la órbita geoestacionaria a partir de las 13:00 UT. Los “Satélites geoestacionarios por lo tanto, podrían estar directamente expuestos a plasma del viento solar y los campos magnéticos.
La región activa en el Sol se encontrará directamente hacia la Tierra en pocos días, lo que podría ser una semana de alta actividad geomagnética.

La mancha solar 1302: grande, peligrosa y en nuestra dirección


Está creciendo cada vez más, es muy activa y en los próximos días apuntará directamente hacia la Tierra
ABC.es / madrid  Día 27/09/2011 - 17.54h

Se llama mancha solar 1302 y su tamaño es muchas veces mayor que el de nuestro planeta. Es tan grande que, con los equipos adecuados, un aficionado puede verla desde la Tierra al amanecer o al atardecer. No solo inquieta por sus dimensiones sino también por ser increíblemente activa y porque, a medida que el Sol rota, en los próximos días apuntará directamente hacia nosotros.


El Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA, una sonda que se dedica a seguir la actividad del Sol, detectó el 22 de septiembre y el pasado sábado 24 dos impresionantes destellos ultravioletas en el astro rey. Se trata de eyecciones de masa coronal de niveles de X1,9 y X1,4 respectivamente -la X es la categoría que señala a las más potentes- que nacieron en la mancha masiva 1302 y que se dirigen hacia la Tierra. De hecho, estas erupciones de alta energía ya se han hecho notar en forma de auroras boreales en el norte de Europa y todavía se esperan más efectos.


Pero las tormentas no se han quedado ahí. Ayer mismo, otro fuerte brote se produjo sobre las 14.15 hora peninsular española. El Laboratorio de Clima Espacial Goddard ha informado de una fuerte compresión en la magnetosfera de la Tierra. Las simulaciones indican que el plasma del viento solar ha penetrado cerca de la órbita geoestacionaria, la zona donde se encuentran los satélites, y, por lo tanto, estos artefactos espaciales podrían estar directamente expuestos al plasma del viento solar y los campos magnéticos.

El problema es que, lejos de aquietarse, la gigantesca mancha 1302 está creciendo y con el paso de los días apunta cada vez más directamente hacia la Tierra, al tiempo que el Sol rota. El fenómeno puede causar daños en nuestros sistemas de satélites y comunicaciones, y en las redes de energía. Aunque estas eyecciones quizás solo provoquen un espectáculo en forma de hermosas auroras boreales en los polos, algunos medios rusos han informado de que la Agencia Federal de Energía Atómica (FAAE) ha enviado «avisos de emergencia» a todas las plantas nucleares de Rusia.